¿Cómo y por qué se monta un photocall?

¿Cómo y por qué se monta un photocall?

Estamos en plena temporada BBC, o lo que solemos conocer como bodas, bautizos y comuniones.  Hoy en día ya no se concibe un acto de este tipo sin un photocall para animar la celebración y que los invitados se lo pasen en grande.

Tener uno de estos es una buena idea, tanto para amenizar la velada como para ambientar los espacios de la celebración, ya sea por temática como para crear varios ambientes y guiar aquellos que quieren acompañaros en días tan importantes como puede ser una boda o una comunión.

Pues bien, a continuación te damos las claves del éxito para que el photocall sea un must y le deis la funcionalidad que se merece.

El Photocall y lo que necesitas

Un photocall, por lo que todos conocéis, es una pantalla fabricada con elementos como la lona, madera o tela, y el que se incluyen elementos tematizados (eso sí, dependiendo de la situación).

Bigotes al más puro estilo Dalí o Charles Chaplin, pajaritas o gafitas de diferentes formas y colores son algunas de las tendencias que se estilan para que tu photocall sea un éxito. Pero sin adelantarnos os explicamos que es lo que necesitáis.

Un Photocall

No se entiende tener un photocall, sin el elemento en sí, o también conocido como fondo para que tú boda o comunión sea perfecta.

Aparte de dar más visualización y actividad en el evento, crea un espacio en el que divertirse y poder realizar verdaderas locuras entre invitados y que queden instantáneas inmortalizadas en diseños divertidos y molones.

Desde imágenes de los propios protagonistas del evento, sus nombres o bien personajes o imágenes que adoran aquellos quién prepara el photocall para el evento son los más populares.

Acostumbran a medir más de dos metros, tanto de alto como de año, y pudiendo incluir elementos como guirnaldas o elementos colgantes que lo completen.

Pero…. Falta algo más, ¿No creéis?

Complementos, figuras y cámaras de fotos

Accesorios para photocall

Pompones, abanicos  o accesorios como sombreros, bigotes o pajaritas de papel maché son algunos de los ejemplos que se estilan  y son tendencia y que nos e entienden los photocalls para bodas o comuniones,  sin ellos.

Siéntete un gangster de los años 40 de USA con un sombrero y una buena pose frente al fondo de fotos en la celebración de la boda de tu sobrina,  bien posa bien monina con una pajarita y un bigote muy estilo moustache para que la instantánea sea ideal.

Con los photocalls, los invitados sacan su parte más divertida y loca que llevan dentro, así que es otra razón ¿No?

Pero… ¡Ojo! No tenemos que olvidarnos de tener una cámara de fotos a mano.  Hay que inmortalizar todas esas situaciones cómicas.

Publicado 18/05/2017 Home, Photocall 0 968

Dejar comentarioResponder

Tienes que identificarte para publicar un comentario.

Vistos recientemente

No hay productos
Comparar 0